En el Instituto Tecnológico Superior de Chicontepec (ITSCHI) tenemos complementada de manera integral la misión y visión de nuestra institución educativa para formar profesionistas y profesionales en el área de ingeniería, estructurado a una mejora continua dentro y fuera de nuestras aulas, que se vinculen con los distintos sectores productivos de la región Huasteca, de Veracruz, de México, y del mundo, por la educación.

Siempre abanderando los valores cívicos y étnicos por los derechos humanos y el cuidado inequívoco del medio ambiente en cada una de nuestras actividades, pero sobre todo en el espíritu de nuestros estudiantes; somos una institución pública que está en constante cambio hacia mejores horizontes por medio de la investigación e innovación tecnológica, que da cuenta de los resultados de certificación y acreditación de nuestra alma mater y es sinónimo de la grandeza que conformamos en el Tecnológico Nacional de México.

Hoy en día podemos decir con satisfacción, que en el Instituto Tecnológico Superior de Chicontepec la educación nos une, nos une en un espíritu fraternal, de liderazgo y equidad donde la ciencia y tecnología se realizan con humanismo. Los estudiantes se congratulan con el ánimo de ser los ingenieros del futuro de la región Huasteca, ya que llevan en la sangre de sus ancestros la virtud de una gran cultura formadora de las mejores mujeres y hombres creativos, innovadores y artistas de sus propias ideas, para resolver siempre las problemáticas sociales en beneficio de todos por igual, sin menoscabo del sacrificio por la satisfacción de realizar cada acción con el mejor esmero y productividad para un mejor México.

Ser miembros de la comunidad tecnológica es llevar el corazón en una mano y las ideas innovadoras y productivas en la otra, a través de la ingeniería sustentable. Es por esto y muchas otras actividades más, que el pertenecer al Instituto Tecnológico Superior de Chicontepec es un orgullo, el cual agradecemos cada día fincando el prestigio institucional y la competitividad armónica y sana, para los futuros ciudadanos del mundo. Bienvenidos sean a formar parte de este gran legado.

“La diplomacia y la deducción son un arte, y se complementan en la visión holística de la vida”.
Mario Francisco Hernández Flores